El problema de Orwell

11 enero 2009

Entrevista con Usama Khaldy, palestino que vive en Catalunya y que ha perdido a seis familiares en Gaza

Manifestación contra la masacre israeli en Gaza, Barcelona

Manifestación contra la masacre israelí en Gaza, Barcelona

© texto, sonido y foto oscar martínez

El sábado pasado, 10 de enero, tuve la oportunidad de hablar con Usama Khaldy, ciudadano palestino afincado desde hace 3 años en Terrassa, el cual ha perdido a seis de sus familiares en Gaza, asesinados por el ejército israelí. Me contó muchas cosas interesantes sobre lo que está ocurriendo allí y sobre la lucha de los palestinos por recuperar su tierra y salvar su dignidad, a pesar de encontrarse prácticamente solos ante una comunidad internacional cómplice con los asesinos de Israel. Estas son sus palabras.
 
Escuchar audio

Pregunta. La cifra de muertos oficial asciende ya a casi ochocientos. ¿Según tu opinión, son números reales?

Respuesta. Yo, según mi cálculo, [la cifra real] no va a bajar de mil quinientos. Porque acabo de hablar con mi hermano, allá, y me dice que sólo para sacar los cuerpos de una cuadra tardaron tres horas, sacaron cincuenta cuerpos. Toda la gente que ha quedado en los edificios destruidos no la han podido sacar. Hay docenas de cuerpos que están tirados y que no se recogen, los cadáveres pudriéndose, ni la Cruz Roja puede acercarse. De la Cruz Roja han matado a 21 médicos, que trataban de entrar. Según lo que yo sé, en toda la franja de Gaza hay cuarenta ambulancias. Catorce fueron destruidas. El ejército deja que lleguen hasta una zona y el resto del camino [el personal sanitario] lo tiene que hacer andando para recoger los cuerpos. Hasta tienen que sacar los cuerpos encima de carretas. En televisión habló una persona del norte de Gaza, que logró escapar de milagro y decía que más de 150 casas donde él vivía habían sido destruidas completamente. Sacaron por televisión la foto de una niña cuya madre decía que su hija había muerto de sed porque llevaban una semana sin tener agua en la casa. Entraron en una casa y encontraron a cuatro niños. Llevaban cuatro días sin comida ni agua y estaban sentados alrededor de los cuerpos de su papá y su mamá. La Cruz Roja dice que Israel sabe que hay heridos dentro de las casas, pero Israel no les permite que lleguen allá porque quiere que mueran. Otra cosa muy grave que está haciendo Israel es que no quiere decir el número de prisioneros que está cogiendo. El número oficial que han dado desde los primeros días es de 150 prisioneros y no lo han aumentado desde entonces. La UNRWA y otros que están allá tienen miedo de que los estén ejecutando. Muchos de los cuerpos que están tirados [en las calles] han sido muertos por ejecución.
 
Y los ataques siguen. Sólo en la frontera de Egipto lo han destruido todo, todo ser vivo. Tiran desde los aviones folletos, para que [los palestinos] salgan de las casas [uno de esos folletos dice: “Debido a las actividades terroristas que algunos elementos terroristas están llevando a cabo contra el estado de Israel desde la zona residencial en la que usted vive, las Fuerzas de Defensa israelíes se han visto obligadas a responder inmediatamente y a actuar en su zona residencial… les ordenamos que abandonen la zona inmediatamente.”]. Anteayer destruyeron 40 casas y ayer por la tarde destruyeron 60. Cogieron a entre 130 y 150 prisioneros y los metieron en una casa. Vino un avión F16 y bombardeó la casa, matando a 32 prisioneros. Y nadie para todo eso, nadie para todo eso. Han entrado en Gaza, pero en la ciudad misma de Gaza no han entrado todavía. Ellos han partido [la franja de] Gaza en cuatro partes [prohibiendo los desplazamientos a la población civil]. Por ejemplo, dos de mis sobrinos han muerto y sus tías no podían ir a verlos, porque no podían ir de una zona a otra.
 
Israel está decidida. Israel quiere cambiar todo el contexto de Gaza. Yo, personalmente, creo que no parará la guerra antes de que llegue Obama [al gobierno de EEUU]. Es imposible. Quieren crear un nuevo mapa de Gaza antes de que llegue la nueva administración americana. Y no saldrán, no saldrán porque ayer rechazaron la resolución de la ONU. Hay un plan secreto, aunque no sé si es cierto, por el cual ellos se van a quedar en Gaza tres meses y después dejarán que entren tropas de Jordania y Egipto para controlar Gaza. Todo el mundo sabe que Israel quiere entregar Gaza a Egipto y Egipto no la quiere. Nadie quiere coger un millón y medio de palestinos, nadie se quiere hacer cargo. Israel, para quedar ante todo el mundo como fuerza de ocupación, tiene que comprometerse a dar agua, luz y todo lo necesario, según la ley. Pero eso le costaría millones e Israel no quiere. Su opción es entregar Gaza a Egipto, pero Egipto no quiere. Entrar en ese juego, a pesar de la presión francesa, americana e israelí, significaría para Egipto que todo el mundo estaría en contra de ella, por eso no quiere hacerlo.
 
A parte de eso, para mi lo más importante es que la gente lleva ya doce días sin agua y sin luz. Antes de la ofensiva, había electricidad seis horas al día, pero ahora ya no hay. La única cosa que pueden hacer es el pan y lo están haciendo dentro de las casas, dentro de los pisos. No pueden hacerlo en la azotea porque cuando sale el humo los israelíes creen que ha salido un misil y atacan la casa.
 
Pr. ¿Y cómo reciben alimentos, cómo logran sobrevivir en esta situación?
 
Re. La verdad es que los alimentos que reciben son muy pocos. Yo creo que la gente ya esperaba eso y tenían alimentos almacenados. Según lo que me decían mis hermanos, la espera en la cola del pan es de hasta 9 horas, para conseguir dos bolsas de pan. Comida casi no hay. Lo que más hay ahora es pan. Abrieron los mercados en esas tres horas de tregua que dio el ejército y atacaron a la gente a la salida de los mercados.
 
Yo creo que están decididos a terminar con la resistencia, cueste lo que cueste. Nunca ha parado la comunidad internacional a Israel. Nunca han hecho una resolución que tiene que ser ejecutada obligatoriamente. Y otra cosa más grave para mí es que cuantos más palestinos mueren más votos está ganando el ministro de Defensa [Ehud Barak]. Sólo el primer día del ataque Barak ganó cinco puntos electorales en las encuestas.
 
Pr. ¿Y por qué crees tú que la población israelí es tan insensible a lo que está pasando?
 
Re. Si un pueblo da puntos por matar a un palestino, ¿qué puedes pensar de ese pueblo? Han hecho un partido que le llaman “el partido de los pensionistas”, allá en Israel, que dice que hay que terminar, que Israel no puede parar [la matanza], y estoy hablando de personas de 70 años para arriba.
 
Pr. Estamos hablando de un genocidio, entonces.
 
Re. Más que un genocidio. La verdad es que no hay palabra para describirlo. Los palestinos no tienen ni armas contra aviones, ¿qué es lo que tienen?: kalashnikov… De todos los misiles que ha lanzado la resistencia en dos años, sólo murió un civil israelí. Por un civil matan a los que quieren. Yo no quiero ser pesimista pero ellos están decididos a acabar [con nosotros], ellos no van a parar. [Y si el gobierno israelí decide parar el ataque] y sale otro misil de Gaza [todo el pueblo israelí] va a estar en contra de ellos y van a perder las elecciones. A ellos no les interesa parar esta guerra. Y el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas también jugó un papel sucio en todo eso, especialmente Sarkozy, y fue para darle tiempo a Israel a terminar la misión. Estados Unidos al menos no vetó la resolución, pero es lo mismo. Israel no va a escuchar a nadie hasta que termine [la misión]. Si vemos la CNN, en Estados Unidos, Canadá, América Latina, las noticias no hablan ni de genocidio, ni de nada, sólo hablan de terroristas palestinos y sólo ponen las fotos de los ataques de misiles de Gaza a Israel. Sabemos que Estados Unidos no va a hacer nada y no le importa. Lo que más nos duele a nosotros [es la actitud de los gobiernos árabes], no estoy hablando de la población, la población quiere explotar. Pero los títeres que hay arriba no hacen nada, sólo hacen declaraciones y más declaraciones. Un ejemplo es el príncipe de Qatar. Él dice que va a reconstruir Gaza. Pero, ¿por qué no ha dado dinero a Gaza cuando la gente estaba bloqueada? Que destruyan Gaza, que después lo vamos a reconstruir, dicen. Pues no, no es lógico. Egipto ha cerrado la frontera [con Gaza]. Egipto está muy presionado por Israel, por Estados Unidos, por Francia, por Gran Bretaña, para que no abra la frontera, porque quieren acabar con todo. Y dicen que van a mandar fuerzas internacionales [de paz] pero las van a poner en el lado egipcio, no dentro de Gaza. Y nosotros sabemos para qué es esa fuerza internacional: es para proteger a Israel, no es para protegernos a nosotros.
 
Pr. Más o menos como ha pasado en Líbano, ¿no?
 
Re. En Líbano, cuando Israel atacó un pueblo que se llama Qana y mató a 135 personas, [estas personas] estaban bajo protección de la ONU, estaban dentro de una zona protegida por la ONU, y no hicieron nada [para protegerlas]. Lo mismo está haciendo ahora Israel: está atacando las escuelas, y son de la UNRWA, de las Naciones Unidas. Ahora la ONU ha anunciado que va a sacar a su personal, porque los israelíes han matado a uno de ellos. Yo veo un juego sucio de toda la comunidad internacional, de todos los gobiernos, no de la gente, porque a la gente normal no le gusta lo que está pasando. La Unión Europea, el mundo árabe… todos están entrando en ese juego. Estados Unidos ya sabemos como es. Irán tiene objetivos políticos también, presionando a Hamas, dándole armas y a la hora de la verdad no hacen nada. [Los iraníes] decían que tienen misiles que alcanzan dos mil o tres mil kilómetros. Había 30.000 iraníes en los aeropuertos, queriendo ir a combatir a Gaza. Y el líder espiritual de Irán, Alí Jamenei, dijo que no, que ellos podían ayudar a Gaza de otra forma, pero ¿en qué forma piensan ayudar a Gaza y cuándo lo van a hacer? El famoso Hezbollah tampoco hace nada, Jordania no hace nada. Es que nadie hace nada. Quienes vemos que están muriendo son niños, de dos meses, de seis meses, de dos años, cuando destruyen la casa donde viven, porque hay un militante [de Hamas] dentro de ella. Hay familias completas, de 25 personas, que murieron cuando su casa fue destruida. Genocidio, limpieza, yo creo que es más que limpieza étnica, más que genocidio. Y [los medios de comunicación] ponen a los [combatientes] como si fueran iguales: la milicia palestina y el ejército israelí.
 
Pr. ¿Qué sientes cuando oyes hablar a los líderes occidentales considerando al mismo nivel a las dos partes, como si tuvieran la misma responsabilidad?
 
Re. Es que el problema viene de hace 60 años, no es por culpa de un misil que lanzó Hamas, o la Yihad Islámica. La pura verdad es que Hamas ganó las elecciones. Todo el mundo tendría que respetar eso. Yo no soy pro-Hamas, personalmente. Pero cuando Hamas ganó las elecciones todo el mundo [la atacó], todo el mundo: países árabes, países europeos, Estados Unidos. Entonces comenzó el bloqueo, que dura ya dos años, y Hamas en ese tiempo, supuestamente, se armó a través de los túneles [que comunican Gaza con Egipto]. Yo, personalmente, creo que Hamas estaba desesperada y atacaba y atacaba. Pero Israel jamás ha respetado la tregua que acordaron de seis meses.
 
Pr. Pero, perdona -es lo que te iba a preguntar ahora-, la prensa acusa a Hamas de haber roto la tregua. El mismo presidente del gobierno español, Rodríguez Zapatero, acusó a Hamas de romper la tregua, no a Israel.
 
Re. Sí, pero hay que saber una cosa también. Durante el tiempo que ha durado la tregua, Israel ha entrado en Gaza 183 veces. Fueron asesinados [en esas incursiones] 23 palestinos. Todo el tiempo que duró la tregua la electricidad llegaba a las casas 4 o 6 horas al día. El agua llegaba como ellos querían, el gas como ellos querían. Diariamente, abrían y cerraban la frontera por la que entraba la comida, el gas, etc. Israel, desde el primer día, nunca ha respetado la tregua. Y otra cosa que la gente de aquí no sabe es que Barak declaró que durante esos 6 meses que duró la tregua se estaban preparando para invadir Gaza. Y según un parlamentario europeo –no me acuerdo bien de su nombre– la decisión de entrar en Gaza fue tomada en octubre.
 
Pr. Creo que fue a sugerencia del Consejo de Seguridad Nacional Israelí, ¿no?
 
Re. Ellos tienen un gabinete que cada domingo se reúne –le llaman el “gabinete pequeño”, o algo así- y luego otro gabinete aún más pequeño, formado por el primer ministro, el ministro de Defensa y la ministra de Exteriores. Esa gente del gabinete había tomado la decisión y presionaban para atacar Gaza. La decisión fue tomada un miércoles antes del día del ataque, que fue un sábado. Y el día anterior, el viernes, abrieron la frontera para que entrara comida y otras cosas, para engañar a Hamas –a quien dos días antes habían amenazado con un ataque–. Hamas pensó que no iban a atacar. Y fue una sorpresa para Hamas porque los primeros ataques fueron contra policías que estaban [celebrando] su graduación. Y hablo de policía, como la guardia urbana de aquí. Vimos las fotos y nadie tenía armas. Y no sólo eso. Atacaron un centro de comunicaciones, cuarteles, centros de entrenamiento de fuerzas de seguridad de Hamas que la Unión Europea había construido antes para la Autoridad Palestina. Y lo peor es que atacaron mezquitas, escuelas de la ONU. Antes he estado hablando con mi hermano y me decía: “te digo la verdad, ahora estoy en el velatorio de mis sobrinos [muertos por los israelíes], pero no estoy seguro de que vuelva a casa. No te preocupes, pero no sabemos si podremos volver” [mientras me cuenta esto, las manos de Usama tiemblan visiblemente]. Cualquier cosa que se mueva lo están atacando. Yo vi a través de Al-Jazeera un vídeo grabado desde un avión F16 en el que se veía como atacaban a tres muchachos. Hasta se ve la cara de la gente antes de matarlos. La costumbre palestina cuando muere alguien es hacer el velatorio en la calle enfrente de la casa, en una zona abierta, para que pueda venir la gente. Ahora ya no lo hacen así. Lo hacen dentro de la casa porque estaban atacando los velatorios en la calle.
 
Pr. No existe, entonces, ninguna duda de que el objetivo es la población civil, ¿no?
 
Re. Es que todo lo que es palestino [es un objetivo] ¿Qué ha dicho un ministro israelí?: “un palestino bueno es un palestino muerto”. La mayoría de los ataques van dirigidos contra niños. Ellos no quieren que crezca una nueva generación de palestinos.
 
Pr. Además, si miras la pirámide de población de Gaza puedes ver que la población menor de treinta años es la inmensa mayoría…
 
Re. La inmensa mayoría. Ellos quieren atacar a niños, a jóvenes. Por ejemplo, mis sobrinos, que murieron hace dos días, cada uno tenía 17 años. Estaban haciendo el bachillerato, los dos. Si ellos matan a jóvenes, [piensan que] no habrá familias nuevas. Ellos tenían una teoría que no les ha servido nunca. Pensaron, en el 48, que los viejos morirían y los jóvenes olvidarían, pero salieron los jóvenes más radicales que los papás: la generación de la guerra del 67, de las intifadas. Y ahora que viene otra generación, hay que matar a esos jóvenes, hay que asesinarlos [piensan los israelíes]. Mis sobrinos, cuando murieron, no estaban combatiendo. Hubo un ataque a la casa de un vecino de ellos y fueron a ayudar, como todo el mundo, para sacar los cuerpos de debajo de los escombros. Cuando todo el mundo estaba allá, juntos, vinieron otra vez y lanzaron otro misil. Murieron dos sobrinos míos, un amigo de ellos y fue herido otro sobrino. Hay familias en que han muerto 15, 20 personas. La verdad es que me siento insignificante, no puedo hacer nada. Yo sé que es una forma de desahogarnos, todo esto que estamos haciendo, pero la verdad es que uno tiene rabia dentro y no sabe como sacarla. Y lo que me da miedo es que toda esta generación, que ha visto lo que está pasando en Gaza, va a ser mucho más radical que la que hay ahora. Para decírtelo con otras palabras: a esa gente ya no le importa morir. Imagínate a dónde nos han llevado.
 
Pr. Es inútil, por tanto, preguntarte qué sientes cuando oyes a gente aquí justificando lo que hace Israel, en la televisión, o en los periódicos.
 
Re. La verdad es que cuando veo a esa gente apago la televisión. Me gustaría enfrentarme a ellos en la tele y decir la verdad. Les diría: “tú nunca has perdido a un hijo en la guerra, tú estás aquí, en Europa, no haces nada, ve a vivir una semana allá, o habla con los europeos que están allá y que te digan la verdad. Habla con Alberto Arce, que está allá, habla con los canadienses, te van a decir lo que está pasando.” Pero yo sé que para ellos todos los palestinos son terroristas. Pero esta es nuestra tierra. Esta es nuestra tierra, y siempre ha sido así. Antes de Abraham. Ellos hablan de su tierra prometida. Pero nosotros, los palestinos, somos los filisteos de la Biblia.
 
Pr. Es que Palestina se dice “Falistina” en lengua árabe…
 
Re. Sí. ¡Antes de Abraham! Abraham vino allá y le dimos terreno y vino Isaac y le dimos terreno. ¿Y la gente que había allá, antes de que llegara Moisés? Eran palestinos. Los palestinos ya estaban allá.
 
Pr.  Sin interrupción.
 
Re. Jericó es la ciudad más antigua del mundo [según la Biblia, Jericó fue destruida por los israelitas de Josué] y fue fundada antes de Abraham. Y cuando [los judíos] estaban allá siempre los hemos tenido como amigos. Hasta el 48.
 
Pr. Todo esto, entonces, es un invento del sionismo, ¿no?
 
Re. Es un invento. Lo que pasa es que ha fracasado la idea de crear un estado judío donde vivan todos los sionistas del mundo. Muchos judíos no quieren ir. Ven lo que está pasando y no quieren ir. Eso de hacer un estado nacionalista, judío, sionista, sólo para ellos, ha fracasado. Y hay una cosa que la gente no se da ni cuenta. Hay una migración contraria. Los mismos judíos que llegan a Palestina están saliendo. Ya no quieren vivir en esa situación. Tienen un problema grande y son los palestinos que viven dentro de Israel, de las fronteras de 1948: un millón doscientas mil personas. Y sobre ellos se ejerce el apartheid. Porque no tienen los mismos derechos que un judío israelí, a pesar de que tienen pasaporte israelí.
 
Pr. Cuéntame ejemplos de esto. Porque aquí sabemos muy poco de esto.
 
Re. Por ejemplo, en toda la Galilea, en el norte de Palestina, la mayoría son palestinos, lo que es Nazaret, Akko… Son los palestinos que se quedaron, los que no salieron en la guerra del 48, ni del 67. Un ejemplo sencillo: para hacerte una casa necesitas un permiso. Al israelí le da permiso el ayuntamiento al cabo de una hora de pedirlo, ellos tienen que esperar años. En cuanto a los derechos civiles, nada es igual. Tienen algunos partidos en el parlamento israelí, pero esos partidos están discriminados, en otras palabras, nunca los toman en cuenta. Los israelíes tienen miedo del problema demográfico, porque el estado de Israel tiene un 20% de su población que son árabes palestinos y, según los cálculos estadísticos, en 2050 los árabes serán mayoría. Los israelíes judíos nunca van a aceptar un gobierno palestino dentro de Israel. Otra cosa, la declaración de Tzipi Livni [la ministra de Exteriores israelí] hace dos semanas: “si creamos un estado palestino en la franja de Gaza y Cisjordania, ese millón doscientos mil palestinos que viven en Israel los vamos a expulsar a los territorios”. Fíjate, un palestino israelí, con pasaporte israelí, que ha nacido allá, será expulsado sólo por ser de otra etnia. Lo que te contaba antes, siempre han querido un estado nacionalista puro judío. Y esto está fracasando.
 
Pr. Igual que los nazis…
 
Re. Es peor, es que es peor. Si tú has vivido lo mismo con los nazis, como judío, en los campos de concentración y lo que sea, ¿por qué haces lo mismo con los palestinos? Es que sólo falta poner hornos de gas y meter a la gente adentro. Oficialmente, hay 11.000 palestinos en las cárceles israelíes, la mayoría sin juicio. Cada seis meses renuevan la pena automáticamente. Al menos los nazis mataban a la gente. Pero los israelíes están matando a esa gente… vivos. Yo siempre digo la misma frase: “Israel no es un estado. Israel es un ejército que tiene una población.” Si logramos destruir ese ejército, Israel desaparece en cinco minutos. Es un ejército que tiene un estado, no un estado que tiene un ejército, ésa es la descripción de Israel. Por eso creo que el 40% del PIB va al ejército, aparte de la ayuda americana, de la ayuda europea, aparte de lo que tienen que pagar los gobiernos alemanes por lo que les hicieron. Israel es el primer ejército del mundo que más dinero recibe de Estados Unidos. Y cuando Estados Unidos da armas a los estados árabes, las armas que da a Israel siempre son mejores, más modernas, para asegurar la superioridad del ejército israelí. Hasta las bombas con las que están atacando Gaza, ni la OTAN las tiene.
 
Pr. Pero no sólo Estados Unidos, Europa también vende armas a Israel.
 
Re. Todo el mundo. El gobierno español vende armas a Israel. Yo leí hace dieciocho años en una revista de aquí que las armas con las que mataban a la gente de la primera intifada eran españolas.
 
Pr. Sí, las famosas pistolas de marca Star…
 
Re. Es que no las venden, las regalan. El único país del mundo que el Banco Mundial y todas esas instituciones mundiales de crédito, al que le perdonan su deuda externa es Israel. Nunca hemos escuchado que Israel tenga que pagar su deuda, nunca en la vida.
 
Pr. ¿Por qué crees que existe esa deferencia, ese trato de favor hacia Israel por parte de los países occidentales?
 
Re. Porque Israel es un portaaviones de Occidente en Oriente Medio. Y les importan un bledo los palestinos que están allá. Es la base militar occidental más grande que hay en Oriente Medio, por la mala suerte que tenemos con el petróleo que hay allá. Todo esto es por el petróleo. Ellos no pueden dejar un día de apoyar esa base militar. No es porque son judíos, o porque son prooccidentales, no. Si te has fijado, en la guerra de Irak la mayor parte de los aviones salieron de Israel. Y si hay un ataque a Irán va a salir de Israel. El primer ataque al reactor nuclear iraní [en 1981] salió de Israel. En otras palabras, Estados Unidos le dice a Israel: tienes que atacar a éste, tienes que atacar a éste otro… Es el punto estratégico más importante del mundo, me imagino. Está al lado de Egipto, al lado de Arabia Saudita, al lado de Jordania, al lado de todo. Y esas fuerzas internacionales que pusieron en Líbano después de la guerra del 2006 fueron para proteger a Israel. De hecho, la aviación israelí entra y sale del espacio aéreo libanés cuando quiere y nadie dice nada.
 
Nosotros, los palestinos, que hemos perdido nuestra tierra, no hemos tenido otra opción que estudiar. Por eso, la mayoría de palestinos hablan dos o tres idiomas. Pero lo que quieren los israelíes es convertirnos en un pueblo que mendiga en la calle. Estoy viendo cosas en Gaza que nunca las he visto en mi vida. Yo nací en un campamento de refugiados pero no ves allí niños tirados en la calle… no sé. Quieren quitarnos nuestro espíritu [de resistencia], obligarnos a aceptar que no tenemos otra opción que rendirnos. Quieren arrodillarnos. Y nos molesta, en el mundo árabe, cuando todo el mundo sale en manifestación pero, al cabo de 4 o 5 días, se acaban las manifestaciones, pero ellos siguen atacando. Por ejemplo, ¿por qué no cortan las relaciones con Israel, al menos ahora, mientras duran los ataques? Qatar, Mauritania… ¿Por qué no retiran a sus embajadores?
 
Pr. Supongo que porque todos reciben dinero…
 
Re. Esa es la cosa. Que todos reciben dinero. Todos quieren sacar algo a costa nuestra. Egipto hace una iniciativa de paz con Francia para parar los ataques. Sale Siria y hace otra con Turquía. Y eso nos hace perder tiempo. Mientras se enfrentan Egipto y Siria está muriendo gente. Y eso es lo que no quieren entender. Tú viste la guerra de Georgia, la última. Todo el mundo se levantó contra Rusia. Y Rusia tenía la razón, supuestamente, porque fue Georgia la que atacó, pero en unos cuantos días se paró la guerra. Pero aquí no, porque los palestinos no son humanos, hay que matarlos.
 
Pr. ¿Qué opinas, entonces, de las relaciones comerciales que el gobierno catalán ha impulsado con Israel?
 
Re. La verdad es que nos molestaron mucho las declaraciones de Carod Rovira. Toda la comunidad palestina, toda la gente de izquierda que está aquí, está molesta porque dijo que Israel era un estado ejemplar y todo eso y al final, para calmar a los palestinos, dona 100.000 euros. Habla de la liberación de Catalunya pero no dice nada en contra de un estado que está llevando a cabo una limpieza étnica en Palestina. No queremos dinero, no queremos comida. Queremos armas para defendernos. No somos mendigos. A pesar de todo, el nivel de vida en Gaza era más alto que en Egipto. No queremos que nos den dinero para cerrar nuestra boca. Tenemos miles de ingenieros, de médicos en todo el mundo, tenemos gente capacitada dentro de Gaza y Cisjordania. No queremos depender de la ayuda humanitaria.
 
Y sale Zapatero y dice: “voy a hablar con mi amigo, el presidente de Israel”. ¡Mi amigo, el presidente de Israel!. Y la familia de Zapatero vivió las mismas cosas aquí, cuando Franco y todo eso…
 
Pr. Y luego se fotografió con el pañuelo palestino puesto…
 
Re. Es que es un falso. Yo es que en los gobiernos no creo. Yo creo en la gente, la gente que está con nosotros. Tú has estado aquí [se refiere a la Casa Palestina, la sede de la comunidad palestina en Barcelona] y lo has visto. La mayoría de la gente son catalanes. En Terrassa es lo mismo. En Terrassa estamos trabajando con el Ateneu. Hemos presentado al ayuntamiento, con Iniciativa per Catalunya, un proyecto para que se declare el primer ayuntamiento de Europa que corta toda relación con Israel. Y una vez logrado eso, queremos hacer una cadena con ayuntamientos de toda Europa.
 
Pr. Me dio mucha rabia ver el otro día, en la concentración de la plaza de Sant Jaume, a dos diputados de Iniciativa y de Esquerra…
 
Re. Es que es lo que te digo. A costa de la sangre todo el mundo quiere sacar tajada. Antes de esto, nadie me invitó para dar una charla. Ahora mi correo electrónico no para. Llevamos ya dos años de embargo [en Gaza] y no he visto que Iniciativa o Esquerra dijeran nada en contra hasta ahora. Yo siento que se están aprovechando, pero tampoco me puedo negar a hablar con ellos, porque necesito a esa gente.
 
Pr. Da la sensación que se puede repetir lo mismo que ocurrió con el tema de Irak y Afganistán, ¿no? La gente salió a la calle, aprovecharon eso para ganar votos, pero a la hora de la verdad no hicieron nada.
 
Re. Claro, es lo mismo que va a pasar ahora. No van a hacer nada, nada en absoluto, tanto en el mundo árabe como en el occidental. Nadie va a obligar a Israel, como obligaron a Serbia, como obligaron a Rusia para que saliera de Georgia. Israel acusa al que se le opone de antisemita, y nadie habla. Están esperando todos lo que dirá Obama y éste, en una entrevista, dice que no va a hablar, que no hay dos presidentes en Estados Unidos y no puede hablar. Pero Obama no va a decir nada, porque su consejero personal [su jefe de gabinete] es un judío del ejército israelí. ¿Qué puedo esperar de él?
 
Pr. Y además dejó muy claro en su campaña electoral que estaba dispuesto a seguir apoyando a Israel como hasta ahora.
 
Re. La única forma es que el pueblo árabe rompa las fronteras y entre en Gaza, es la única forma de conseguir algo. Pero ayer hubo manifestaciones en Jordania y no sé a cuánta gente metieron en la cárcel. Un reportero del canal Al-Jazeera fue herido. Nos han puesto a unos cabrones arriba y ellos lo controlan todo. Ellos roban todo. Por eso hay tantos inmigrantes aquí. Yo hablo con gente de Marruecos y les digo: “¿cómo es que habéis venido aquí? Marruecos es más rico que España”. Y ellos me responden: “Mira, no sabes cómo vivimos allá”.
 
Estamos tratando de enviar desde aquí ayudas a Gaza, pero tampoco queremos convertir el conflicto en una cuestión de ayuda humanitaria, desviar la atención sobre la auténtica razón, que es Palestina. Por eso estoy en contra de la idea de ayuda humanitaria, a pesar de que la necesitan más que nada ahora, porque significa olvidar nuestra lucha. No hay que convertirla en una cosa de: “pobrecitos palestinos, hay que ayudarles porque son pobrecitos.” No.
 
Mis agradecimientos al propio Usama y a la Comunitat Palestina de Catalunya, por facilitarme esta entrevista.

Anuncios

5 comentarios »

  1. Lo mismo ocurrió en el campo de refugiados de Jenin en abril del año 2002 y NO PASÓ NADA. Hubo menos muertos, pero durante quince días les encerraron sin comida, agua, luz ni periodistas que pudieran dar testimonio de la masacre. La ONU no sirve para nada… perdón, sí, sirve para ganar un sueldazo, pagar sus coches blindados, guardaespaldas y demás sequito que pagamos con nuestros impuesto. ¿Alguien da más?

    Comentario por María — 12 enero 2009 @ 08:25

  2. Cuánto dolor de los palestinos, qué Ala proteja a
    sus niños pues evidentemente lo que quieren los judios del mundo como Sarkozy y tantos otros es eliminar a los “no judíos pensantes y actuantes”como son el pueblo palestino.
    Admiro a este hombre Usama que habla, pues yo leyendo lloro y me siento un insignificante ser que no puede hacer nada!! Tienen que cuidarse los que están fuera para dejar descendencia y nuevamente fundar su estado, está claro que estos nazis-judíos van a arrasar Gaza.!Qué horror!

    Comentario por Luna Zurdo — 12 enero 2009 @ 17:05

  3. !Siento tanta indignación y rabia que se me amontonan las palabras!. Denunciémos a nuestros gobernantes que no rompen todo vínculo con el estado de Israel. ¿Qué hace Carod Rovira estableciendo relaciones comerciales con Israel?. ¿Por qué no expulsan al embajador?. Y boicot….
    Se hacen cómplices de este genocidio con su pasividad y vanas palabras. Nuestro Presidente Zapatero, Montilla y toda su comparsa, se merecen todo el desprecio del mundo. Rodriguez Zapatero pone mucho énfasis (en el último mitin gallego) en denunciar al PP ¿Y tú?.¿Qué haces?. Enviar a Moratinos y manifestar que con Hamas no va a entrevistarse.
    Solo están sembrando odio y venganza por parte del pueblo palestino.
    !Y que el pueblo israelí avale a su criminal gobierno (94%)!Es para helarse la sangre.

    Comentario por Pau — 12 enero 2009 @ 21:01

  4. […] No podemos verlo en una bola de cristal. Sería lo justo. De todos modos, un estado judío sionista, basado en la supremacía judía no tiene futuro [curiosamente, me dijo exactamente lo mismo hace unos días un palestino, Usama Khaldy]. […]

    Pingback por Entrevista con Liliane Cordova Kaczerginski, coordinadora en Europa de IJAN, Organización Internacional de Judíos Antisionistas « El problema de Orwell — 13 enero 2009 @ 13:58

  5. […] judaico sionista, baseado na supremacia dos judeus não tem futuro [curiosamente, um palestino, Usama Khaldy, disse-me o mesmo alguns dias […]

    Pingback por Entrevista a Liliane Cordova Kaczerginski, da Rede Internacional de Judeus Anti-sionistas — 20 octubre 2011 @ 22:11


RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: